¿Cuánto dura el embarazo de un Gato?

Tienes una gata que se encuentra en periodo de celo y se te escapo una noche, ahora sospechas por los síntomas que presenta que posiblemente está preñada o te regalaron una gata y resulta que está embarazada. Cualquiera que sea tú caso y sobretodo si es la primera vez que vas a pasar por esta experiencia, tendrás muchas dudas al respecto, entre ellas te surge la siguiente pregunta ¿Cuánto tiempo durará su embarazo?

Lo primero que tienes que hacer es asegurarte que tu mascota se encuentre realmente embarazada, lo más recomendable es que la lleves al veterinario para que le haga el estudio correspondiente y te informe de acuerdo a los resultados, su estado de salud y cuanto tiempo tiene de embarazo. Si en la consulta se escuchan los latidos del corazón, la gata tendrá aproximadamente 20 días, si detecta el aumento y cambio de color de las mamas estará entre la tercera y cuarta semana y si ya tiene su pancita abultada tendrá cinco semanas. Además de aprovechar de ver las condiciones en que se encuentra tanto la futura mamá como las crías, también te dará ciertos consejos para su cuidado durante todo el tiempo que dure el embarazo.

Se sabe que el el embarazo de una gata dura entre 58 y 67 días, se estima un promedio de 64 días o aproximadamente dos meses, dependiendo de su raza, como por ejemplo en las gatas siamesas su embarazo puede llegar máximo hasta los 70 días. Todo este tiempo siempre es estimado, porque si se presenta cualquier imprevisto puede ser que se acorte el periodo de gestación, y para ello tienes a tu especialista para salir de la emergencia.

A parte de la información anterior, es importante que conozcas otros aspectos que servirán de mucha utilidad para el cuidado de tu felina en esta etapa tan delicada. Como sabrás las crías se forman y se van desarrollando en la matriz o útero de tu gata, en todo ese tiempo experimentará ciertos cambios tanto físico como mental. Dependiendo de las hormonas puede tornarse más cariñosas y buscar más de tu compañía o se pone arisca y solitaria, pero cualquiera que sea el cambio debes de darle mucho amor, y en cuanto a su cuerpo también tendrá algunos cambios entre ellos le crecerán las mamas y por su puesto su vientre.

Cuando llegue la hora de dar a luz, tu gata puede sentirse molesta y querer estar sola, así que buscará un espacio dónde ella se sienta cómoda, sus aullidos se profundizaran más, pero no debes interceder en el proceso, ella lo hará de manera natural, por supuesto si no hay mayor complicación. Sólo la puedes ayudar acercándole agua y comida. Al final tendrás nuevos integrantes en la familia, que puede variar entre tres y nueves gatitos, dependiendo si es primeriza tiene menos que las que ya han tenido otros partos.

¡Dale a tus nuevos gatitos la bienvenida que se merecen, muchos mimos y amor!